Panamá solicitó consultas a Colombia | Propiedad Intelectual en Colombia · Brigard & Castro Panamá solicitó consultas a Colombia

Brigard & Urrutia

Panamá solicitó consultas a Colombia

Lun, 05/13/2013 - 11:03

Panamá solicitó consultas a Colombia por imposición de medidas relativas a la importación de textiles, prendas de vestir y calzados

Panamá notificó el pasado 18 de junio de 2013 a la Secretaría de la Organización Mundial del Comercio (OMC) una solicitud de celebración de consultas con Colombia en relación con unas medidas aduaneras relativas a la importación de textiles, prendas de vestir y calzado.

La medida en discusión es un arancel mixto, impuesto por Colombia en virtud del Decreto 074 del 23 de enero de 2013, sobre las importaciones de determinados productos textiles, prendas de vestir y calzado. El artículo 1 del Decreto 074 prevé un gravamen ad valorem, expresado en términos porcentuales del valor en aduana de la mercancía y de un gravamen específico, expresado en unidades monetarias por unidad de medida, aplicados simultáneamente al momento de la importación. Dicho arancel se aplica a los productos clasificados en los Capítulos 61 (prendas y complementos, de vestir, de punto), 62 (prendas y complementos (accesorios), de vestir, excepto los de punto), 63 (los demás artículos textiles confeccionados; juegos; prendería y trapos)  y 64 (calzado, polainas y artículos análogos; partes de estos artículos) del Arancel de Aduanas de Colombia.

En opinión de Panamá, el arancel compuesto es un derecho de aduana propiamente dicho cuya aplicación resulta en una tarifa superior a la resultante de la aplicación del arancel ad valorem consolidado en la Lista de concesiones de Colombia en la OMC. Asimismo, considera que la medida concedería un trato menos favorable a los productos afectados importados que el previsto en la Lista de concesiones de Colombia.

La solicitud de celebración de consultas inicia formalmente una diferencia en la OMC. El Miembro al que se haya dirigido dicha solicitud, esto es, Colombia deberá responder a ésta en un plazo de diez días contados a partir de la fecha en que la haya recibido y entablará consultas de buena fe dentro de un plazo de no más de 30 días contados a partir de la fecha de recepción de la solicitud, con miras a llegar a una solución mutuamente satisfactoria. Las consultas dan a las partes la oportunidad de debatir la cuestión y encontrar una solución satisfactoria sin llegar al litigio. Pasados 60 días, si las consultas no han permitido resolver la diferencia, el reclamante puede pedir el establecimiento de un grupo especial para que la resuelva.

For more information please contact